Sobre Violencia Familiar

La violencia familiar tiene que ver con el control. Es un comportamiento sistemático usado para controlar a una mujer. La violencia familiar es un abuso de poder.

Existen diferentes formas a través de las cuales un abusador trata de controlar a su pareja, pero la mayor parte se encuentran en una de cuatro categorías:

  1. Violencia Física: que incluye golpear, abofetear, empujar, patear, apretar, etc.
  2. Violencia emocional: criticar constantemente, poner apodos ofensivos, amenazar, aislar a la mujer de su familia o amigos, son todas técnicas de control por parte de un abusador
  3. Violencia Económica: disgustarse o impedirle que trabaje, quitarle su dinero, administrarle el dinero o monitorear todo lo que gasta
  4. Violencia Sexual: un abusador puede forzar a la mujer a tener sexo o a realizar prácticas que la mujer no desee hacer para demostrar su control ninguna mujer debiera sentirse presionada a hacer nada con lo que no se sienta cómoda.

Cuando una mujer es forzada a modificar su comportamiento por miedo a la reacción de su pareja, entonces está siendo abusada y controlada.

Violencia familiar en Números:

  • En el mundo, por lo menos una de cada tres mujeres ha sido golpeada, obligada a tener sexo o abusada durante su vida. La mayor parte de las veces, el abusador es un miembro de su familia
  • 64% de las mujeres que han reportado ser violadas, golpeadas, o acosadas desde la edad de los 18 años fueron víctimas de su esposo o ex esposo, su compañero sentimental o novio
  • La violencia familiar es la primera causa de daños a las mujeres, más que accidentes de coche, asaltos o violaciones combinados
  • Según una encuesta nacional a más de 6,000 familias de EU, el 50 por ciento de los hombres que abusan frecuentemente de sus mujeres también ejercen violencia contra sus hijos
  • Los estudios sugieren que cerca de 10 millones de niños al año presencia alguna forma de violencia familiar
  • 80% de los niños que huyen de su casa, provienen de hogares donde hay violencia familiar
  • 40% de las niñas de edades entre 14 y 17 años reportan conocer a alguien de su edad que ha sido golpeada por su novio
  • 94%de los hombres que se encuentran en la cárcel han presenciado o sido víctimas de violencia familiar
  • 92% de las mujeres entrevistadas consideraron la violencia familiar y sexual como su primera preocupación.

2. Heise, L., Ellsberg, M. and Gottemoeller, M., Ending Violence Against Women. Population Reports, Series L, No. 11., December 1999. 3. Patricia Tjaden and Nancy Thoennes, Extent, Nature and Consequences of Intimate Partner Violence, National Institute of Justice, 2000. 4. Surgeon General of the United States - Report of 1996. 5. Strauss, Murray A, Gelles, Richard J., and Smith, Christine. 1990. Physical Violence in American Families; Risk Factors and Adaptations to Violence in 8,145 Families. New Brunswick: Transaction Publishers. 6. Carlson, Bonnie E. (1984). Children's Observations of Interpersonal Violence. Pp. 147-167 in A.R. Roberts (Ed.) Battered Women and their Families (pp. 147-167). NY: Springer. Straus, M.A. (1992). Children as witnesses to marital violence: A risk factor for lifelong problems among a nationally representative sample of American men and women. Report of the Twenty-Third Ross Roundtable. Columbus, OH: Ross Laboratories. 7. San Diego Domestic Violence Council, 1998. 8. Children Now/Kaiser Permanente Poll, December 1995. 9. Pennsylvania Study of Prisons, 2000. 10. Progress and Perils: New Agenda for Women, Center for the Advancement of Women, June 2003.

Mitos sobre la violencia familiar

Mito: El maltrato es poco frecuente. Sólo pocas personas lo experimentan.

Verdad: Muchas mujeres maltratadas tienen miedo de contárselo a alguien, menos aún levantar una denuncia. El FBI estima que, en promedio, una mujer es golpeada por su pareja masculina cada 18 segundos en EU. Algunos investigadores estiman que la mitad de las mujeres adultas en este país serán maltratadas por lo menos una vez por un compañero.

Mito: Ciertas creencias o prácticas religiosas evitan el maltrato. La violencia familiar no se produce dentro de ciertas religiones.

Verdad: El maltrato se produce por miembros de todas las religiones y credos.

Mito: El maltrato se detiene por sí mismo pasado cierto de tiempo.

Verdad: El maltrato probablemente continuará e incluso se agravará con el tiempo. Muchos hombres maltratadores intentan dejar de serlo, pero no lo logran. La mejor manera de detener el maltrato es que el hombre asista a un programa de consejería. Los programas que se enfocan en erradicar comportamientos violentos enseñan a los hombres métodos más saludables para lidiar con sus problemas.

Mito: El maltrato no es peligroso ni grave. No es algo importante.

Verdad: El maltrato es peligroso y muy serio. Es la forma más frecuente en que las mujeres son asesinadas por los hombres. Afecta a mujeres, niños, a las relaciones y a los mismos hombres que maltratan. Es un problema grave que debe terminar.

Mito: El maltrato es resultado del instinto. Los hombres son agresivos desde el nacimiento. Tienen una tendencia hacia el comportamiento violento.

Verdad: El comportamiento abusivo se aprende. Los niños son entrenados para ser rudos y controladores. Existen muchas evidencias que indican que la agresión es algo aprendido de nuestros modelos a seguir. Hay pocas pruebas de que las personas tengan un "instinto" para la violencia.

Mitos sobre los hombres que maltratan:

Mito: Los hombres maltratadores son vagos, feos, malos y desarreglados. Odian a todo el mundo.

Verdad: Todo tipo de hombres pueden golpear. De hecho los hombres maltratadores pueden ser lindos, amorosos, cuidadosos, limpios y/o exitosos en muchas áreas de sus vidas.

Mito: Los hombres que maltratan son violentos en todas sus relaciones.

Verdad: La mayoría de los hombres golpeadores son violentos sólo en casa. Son amables y educados en público. En casa, temen menos consecuencias por lo que descargan su ira en violencia.

Mito: Los hombres que maltratan son siempre de clase baja o clase obrera, pobres y sin educación.

Verdad: Hay hombres maltratadores en todos los grupos sociales de nuestro país. La clase social, la raza, la pobreza o el nivel educativo no hace a los hombres abusivos.

Mito: Sólo los alcohólicos y drogadictos son violentos con las mujeres. El alcohol y las drogas son la causa de la conducta violenta.

Verdad: Hay hombres maltratadores que no usan alcohol ni drogas o que son usuarios ocasionales. Otros hombres maltratadores tienen además problemas con el alcohol y las drogas, pero actúan abusivamente hacia las mujeres aun dejando de beber o drogarse. El consumo de alcohol y drogas es a menudo una excusa para el comportamiento violento.

Mito: Los hombres que maltratan no tienen control sobre su comportamiento violento. Son psicópatas brutales y malvados que no tienen moral. Los hombres que maltratan no pueden cambiar.

Verdad: Los hombres que golpean pueden sentir que no tienen control sobre su comportamiento. Sin embargo, tienen un control total sobre su violencia. El dónde, cuándo, cómo y por qué de los comportamientos violentos implica una elección. La mayoría de los hombres que maltratan, no disfrutan actuar abusivamente, tampoco son inmorales ni carentes de valores, no son malos ni psicópatas. Pero han aprendido a tomar muy malas decisiones que involucran comportamiento violento y abusivo. Los hombres golpeadores pueden y deben aprender a tomar mejores decisiones. Ellos pueden aprender otras formas de actuar y responder a situaciones que no impliquen uso de violencia.

Mito: Los hombres maltratadores golpean fuertemente todos los días. Los hombres que golpean sólo de vez en cuando, o solo una bofetada, no son maltratadores.

Verdad: La mayoría de los hombres golpeadores no golpean a sus parejas todos los días. Existen grados de violencia física: más frecuente o menos, más violenta o menos, pero aun si la violencia no es intensa o frecuente, siempre es abuso. Los hombres que maltratan suelen actuar de forma controladora e intimidatoria (maltrato psicológico). De hecho, el comportamiento dominante e intimidatorio es probablemente el que eligen con mayor frecuencia los hombres que maltratan. Si usted alguna vez ha actuado de manera abusiva con su pareja, entonces usted es un hombre maltratador.

Mito: El maltrato es causado por tener una mala relacione. Si las mujeres protestaran o se quejaran menos, no serian golpeadas. Los hombres se ven obligados a ser violentos porque las mujeres no se comportan correctamente.

Verdad: El maltrato es un problema individual. Muchos hombres que golpean a una mujer, han actuado igual en relaciones anteriores. Aun estando en una mala relación, los hombres tienen la opción de no golpear. El maltrato destruye las relaciones. El maltrato no tiene que ver con cómo las mujeres se comportan. Se trata de una mala decisión del hombre que implica poder y control.

Mitos sobre las Mujeres Maltratadas

Mito: Las mujeres maltratadas disfrutan de ser objeto de abusos. Son masoquistas. Ellas se lo buscan. Vienen de familias violentas y buscan relacionesviolentas. Ellas dejarían la relación si la violencia no les gustara o si no se lo merecieran.

Verdad: Las mujeres no disfrutan ni merecen ser abusadas nunca. Si una mujer dice: "ándale, golpéame", es probablemente que lo diga porque sabe que de cualquier forma va a ser golpeada. Algunas mujeres golpeadas vienen de familias abusivas y otras no. Las mujeres no buscan relaciones abusivas. Algunas mujeres maltratadas han estado en varias relaciones violentas, probablemente debido hay tantos hombres que golpean. Las mujeres maltratadas permanecen en la relación por muchas razones. Tienen pocas opciones y elecciones posibles. No tienen dinero o experiencia de trabajo. El hombre la convence de que ella nunca encontrará a nadie mejor o de que ella tiene la culpa y se lo merece. La familia y/o la presión religiosa pueden impedirle salir de la relación violenta.

Mito: Las mujeres maltratadas son siempre de clase baja, pobres y sin educación.

Verdad: Hay mujeres maltratadas en todos los grupos étnicos y clases sociales de nuestro país. La raza, la falta de educación o riqueza, la clase social no hacen a las mujeres maltratadas. Muchas mujeres ricas y educadas son maltratadas por sus parejas.

Mito: Las mujeres maltratadas son siempre golpeadas brutalmente. Se les ven las señas del maltrato. Siempre se puede saber quiénes son con solo verlas.

Verdad: La mayoría de las mujeres maltratadas no reciben una paliza todos los días. A menudo aprenden a ocultar sus heridas y cicatrices. Muchas mujeres son maltratadas sin que lo parezcan.

Mito: Las mujeres maltratadas son enfermas mentales o locas. Son defectuosas e inferiores.

Verdad: Las víctimas de abuso y maltrato a menudo se encuentran confundidas y abrumadas. Es difícil para ellas aceptar que están siendo tratados de esa manera. El abuso les daña la autoestima y el sentido de seguridad personal. Suelen culparse a sí mismas porque muchos otros las culpan también.

Mito: Las mujeres maltratadas no pueden recuperarse. Siempre van a ser maltratadas y dañadas.

Verdad: Las mujeres maltratadas pueden sanar y recuperarse de los abusos. Las mujeres maltratadas no están defectuosas. Pueden aprender a protegerse de más violencia. Sin embargo, el daño causado por el maltrato a las relaciones si es difícil de reparar. La mayoría de los hombres que buscan ayuda por ser maltratadores ya han arruinado su relación.

Etapas del proceso de:

  1. Minimización y negación:

    En esta etapa, la víctima niega la gravedad de la situación y justifica al abusador: "él no conoce su propia fuerza. Estaba fuera de control / borracho / drogado. No me dolió mucho. " El agresor, que rara vez va más allá de esta etapa, dice: "Realmente no le dolió tanto. Ella me hizo enojar o me saca de control. Yo no sabía lo que estaba haciendo. Yo estaba fuera de control / borracho / drogado. "

  2. Sentimiento de culpa:

    Esta es una característica ineludible de la vida con un abusador, además de ser un elemento recurrente en las reacciones psicológicamente traumáticas.

  3. Buscar Ayuda:

    Generalmente la mujer busca ayuda cuando los aspectos positivos de una disminución de la relación disminuyen y el costo, en términos de abuso y lesiones, aumenta.

  4. Ambivalencia:

    En esta etapa la víctima está indecisa, intentando una alternativa tras otra. En este punto la víctima puede acceder a los intentos de reconciliación del agresor o hacer ella un intento de reconciliación. Este comportamiento de la víctima durante esta etapa suele causar mayor frustración y enojo a los amigos, familiares o profesionales ayudando a la mujer en el proceso de sanacion. A menudo, estos intentos de reconciliación no funcionan, y la mayoría, terminan en nuevos abusos. Esta etapa puede prolongarse por años hasta que la víctima toma la fuerza y aprovecha el apoyo del "mundo exterior" para superar las restricciones psicológicas y pasar a la fase final.

  5. Vivir sin Violencia

    Aunque una sobreviviente de violencia familiar pueden vivir sin violencia después de salir de una relación abusiva, también puede sufrir depresión a largo plazo y estrés post traumático.

 

Línea 24 horas de Atención a Violencia Familiar: 56334512 o al 018008391033.

>